Opermedia

Experto o Especialista, ¿Cuál eres tu?

Experto o Especialista, ¿Cuál eres tu?

Muy difícilmente alguien puede ser completamente independiente, es decir, no depender de nadie para resolver cualquier situación que se presente. Lo normal es que cada uno elija una de tantas áreas de conocimiento para ejercer lo aprendido, pero no dejemos que esto nos engañe. Un golpe de suerte puede proporcionar buenos resultados en algunos intentos, aun sin profundizar en los conocimientos necesarios, sin embargo la falta de esos conocimientos limita el panorama y esto se refleja generalmente en casos cuya complicación es poca o nula. Un experto tiene precisamente eso. Un panorama más amplio del tema por los conocimientos adquiridos, aunque no necesariamente sea un especialista en algún método o sistema específico. De ahí que, aunque con un historial de buenos resultados en determinada área de conocimientos; no se es necesariamente un experto, mucho menos un especialista, si no se tienen los conocimientos necesarios.

Algunas áreas de conocimiento pueden ser tan extensas que se recurre a la segmentación para su estudio y práctica, en otros casos, esta segmentación ocurre por la diversificación de necesidades y es así como surgen las especialidades, por lo que podemos encontrar a dos tipos de expertos.

  1. El generalista, es una persona muy rara por la gran cantidad de conocimientos en un área de conocimiento pero posiblemente no a profundidad o en totalidad.
  2. El especialista, con conocimientos más específicos en un tema, le permite profundizar más en su área de conocimiento, sin que esto lo limite a su especialidad.

Dependiendo del área, ninguno de estos tipos de expertos puede tener todo el conocimiento existente en ella, el generalista porque podría no conocer los detalles de ciertos temas y el especialista por dedicarse a solamente uno de ellos, pero aún así, hay dos cosas importantes a resaltar en ambos casos:

  1. El experto es considerado una fuente confiable de conocimiento de un tema, con la capacidad de juzgar o decidir de forma inteligente o correcta, considerándolo autoridad en la materia, lo que le confiere un estatus dentro y fuera de su círculo.
  2. No solo el conocimiento lleva a una solución; las experiencias previas juega un papel muy importante sobre todo con el experto generalista, ya que sus planteamientos suelen tener más variables que los del especialista.

Tanto al experto como al especialista se les requiere cuando existe la necesidad de consejo, orientación o solución en relación a un tema específico; ya que gracias a sus conocimientos, profesión, formación, actividades, trabajos realizados y/o experiencia en un área, tiene muchos más conocimientos que una persona promedio o cuya área de conocimiento es diferente. Esto lleva a destacar que el ser experto no ocurre por decirlo uno mismo, es más bien la percepción de otras personas las que convierten a una persona con conocimientos en un experto real.

Pensemos por un momento en una persona que sufrió un accidente y tiene fracturas en cualquier parte de su cuerpo. En primera instancia puede verlo cualquier médico (experto en salud) sin embargo, deberá ser tratado por un traumatólogo (especialista en fracturas) para ayudarle a sanar de forma correcta, aunque es posible que pueda omitirse el primero, deberá regresar con él para asegurarse de que no hayan otros daños debido al accidente y de ser necesario, ser tratado por otro especialista. Este proceso es semejante para otras áreas de conocimiento en las que, el experto ya sea generalista o especialista tienen un panorama más amplio que la persona promedio ayudándola a resolver y evitar problemas o al menos a facilitarle la obtención de resultados o tomar mejores decisiones.

Dentro de un ámbito común pueden existir diferencias de opiniones entre expertos de la misma área o de áreas relacionadas, ya sean generalistas o especialistas, sin embargo, debido a los alcances de cada área de conocimiento, ambas opiniones son para tomarse en cuenta ya que las acciones tomadas en determinada área de conocimiento, podrían o no, afectar o limitar de forma secundaria el funcionamiento de otras áreas. Un verdadero experto y más aún el especialista, debe tener la capacidad de detectar, priorizar y resolver estos casos con alternativas adecuadas.

¡ Compártelo !